miércoles, 20 de diciembre de 2017

La habitación de mi alma

En la habitación de mi alma
hay tres ventanas abiertas.
Tres ventanas peculiares
que tienen dada la vuelta,
pues sólo el que mira hacia dentro
puede ver su belleza.
Si miras hacia fuera
nada ves que merezca la pena.
Una obra de teatro
que ni termina ni comienza,
donde todos participan
sin apenas darse cuenta,
viviendo disfrazados 
con la ignorancia puesta.
Viene a verme el deseo
de ver más allá de la puerta,
y cuando a mis ventanas se acercan
no saben darse la vuelta.
Siguen viendo lo de siempre,
un dibujo de existencia,
como un atlas deformado
que a ningún sitio lleva.
Buscan mapas erróneos,
lugares que no tienen presencia,
y acaban descolocados
sin obtener respuesta.
Cuando llegue su momento
y en el espejo mirando vean,
sabrán que sus ventanas son las mías,
hechas de la misma materia.
Así descubrirán por fin
que nuestras almas infinitas
en la misma habitación se encuentran.

3 comentarios:

  1. Precioso y profundo. Un beso fuerte trovador del alma

    ResponderEliminar
  2. Me encanta. Cada vez te superas masss.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta. Cada vez te superas masss.

    ResponderEliminar